Do you have students learning at home? Discover the Learning at Home Program

Metas en casa: cómo dar un propósito al tiempo

Las metas le dan un propósito a las actividades que se realizan en casa, de todo aprendemos.

Sin importar si se trata de hacer trabajos escolares, actividades recreativas, tareas del hogar o actividades familiares, es importante que se tenga un propósito a corto y mediano plazo.

Para metas relacionadas con actividades académicas es importante partir desde los objetivos de aprendizaje, es decir, que sea claro qué se espera que aprenda el estudiante.

Por otra parte, puede haber metas menos precisas respecto a actividades no relacionadas con el colegio, cotidianamente nos planteamos metas, pero no siempre tienen una estructura ni se consideran los factores que pueden afectar su alcance.  Podríamos construir metas para cualquier cosa, pensando en el tiempo, los recursos que necesitaremos y, en especial, a dónde queremos llegar.

¿Cómo se hace una meta?

Primer paso: Verificar de dónde se parte, es importante conocer el tema o guía y tener claro el objetivo de aprendizaje de este.

Segundo paso: Concretar las actividades necesarias que se requieren para aprender a través del tema o guía. Por ejemplo, leer el recurso y responder a las preguntas de la etapa de investigación

Tercer paso: Considerar qué actividades son necesarias para alcanzar la meta, saber sobre qué se va aprender y cuánto tiempo puede tomar.

Cuarto paso:  Asegurarse que sea viable (posibilidad objetiva de alcance) y verificable.

Quinto paso: Redactar la meta y tenerla en un lugar visible, bien sea digital o físico.

Ejemplo de la estructura de una Meta:

De la misma forma, podemos aplicar estos pasos para metas como perfeccionar mi técnica de patear el balón para lograr hacer más goles o Revisar la redacción del cuento que escribí para asegurarme que todos puedan entender lo que quiero expresar con este.

¡Cuéntanos de tu experiencia con tus hijos!

 

Close

50% Complete

Two Step - Dos Pasos